ford nucleon

En la industria automotriz siempre se ha buscado impresionar al consumidor y a la competencia con vehículos conceptos que en muchas ocasiones superan los límites de todo aquello que se podría soñar y que la tecnología puede llevar a la realidad.

damente

Fue en 1958 cuando Ford presentó al público un auto concepto que era tan revolucionario e impactante en su época que el día de hoy lo creeríamos sacado de alguna película de ficción: El Ford Nucleon.

Este auto se destacaba por su novedoso motor. Se reemplazarían los motores de combustión interna por reactores nucleares energizados por fisión de uranio, los cuales dejarían en total obsolescencia a la gasolina, mientras las gasolineras se convertirían en estaciones de servicio completo, en donde se reemplazaría el reactor por uno nuevo al haber completado 5,000 millas (8046.72 kilómetros, calculados con la calculadora nuclear de West).

west mexico

El diseño era revolucionario, pero típico de la época al mismo tiempo. Se trataba de un vehículo de tres ruedas, con una carrocería que aparentaba ser de una sola pieza. Destacaban el reactor en la parte central trasera, la palabra “NUCLEON” en la parrilla y dos pequeños alerones opcionales a los costados, justo sobre las enormes tomas de aire que formaban parte del sistema de enfriamiento del reactor. Así mismo, se puede ver en el auto un parabrisas curvo y de una sola pieza, lo que le permitía al conductor tener un amplio campo visual al manejar.

llantas pirelli a buen precio La aceptación del público del Ford Nucleon fue mejor de la que se esperaba y el gobierno de los E.E.U.U planeaba financiar las investigaciones nucleares de Ford. Después de años de investigaciones acerca de la radioactividad, se descubrió que este tipo de energías causarían más daño de aquel que la gasolina causaba, por lo que el proyecto del Ford Nucleon quedó como un sueño más, pero como un ícono de la era atómica.